fbpx

Deportivos orgullosamente mexicanos

El sello “Hecho en México” está presente en cientos de vehículos de todos los segmentos. Esta vez daremos un recorrido por la categoría de deportivos que, además de ser fabricados en México, son diseñados por mexicanos.

Deportivos orgullosamente mexicanos

Autos SOLANA

Desde la primera mitad del siglo pasado, los mexicanos han estado involucrados en la creación de automóviles, y el mejor ejemplo son los hermanos Solana, que desde 1930 fabricaron varios autos en serie.

Autos SOLANA, es considerada como la primera marca mexicana de fabricación y producción de automóviles.

Estaban considerados como automóviles deportivos gracias a las excelentes prestaciones que tenían, pues contaban con suspensión independiente en las cuatro ruedas, algo bastante tecnológico para su época.

Deportivos orgullosamente mexicanos

Mastretta MXT

México pasó varios años sin producir ningún auto nacional, y de pronto, en Toluca, Estado de México un grupo de mexicanos crearon el Mastretta MXT, un auto que fue toda una revelación.

Se presentó por primera vez en el Salón Internacional de Londres de 2008, su producción comenzó en 2011 y tres años más tarde estuvo listo el primer ejemplar.

Este deportivo mexicano llevaba un motor de 4 cilindros capaz de generar 250 caballos de potencia.

Lamentablemente la producción de este auto terminó por problemas entre accionistas.

VUHL 05

Presentado en Londres en 2013 y fabricado en Querétaro. Su innovador diseño atrajo las miradas de coleccionistas de todo el mundo.

Este auto pone en alto el nombre de México, pues está desarrollado con tecnología aeroespacial.

El VUHL 05 está equipado con un motor Ford 2.0 que lo hace alcanzar una velocidad máxima de 245 km/h. Además, gracias a una actualización en 2016, el auto es capaz de acelerar de 0 – 100 km en solo 2.7 segundos.

Inferno Exotic Car

Un auto que deslumbró al mundo, pues sus creadores lo definieron como un auto indestructible.

Está fabricado con Metal Foam, una aleación de aluminio, plata y zinc capaz de absorber impactos y estirarse hasta mil veces su tamaño sin deformarse.

Puede alcanzar una velocidad máxima de 395 km/h gracias a sus 1,400 hp. ¡Un auténtico demonio!

Photo of author

Luis Mondragón

Amante de los autos y apasionado de la velocidad.