fbpx

Un día especial para los amantes del Vocho

Desde el año de 1995, cada 22 de junio se celebra el día del Vocho, uno de los modelos más emblemáticos de la marca alemana y de la industria automotriz.

La celebración nace a partir de que un grupo de aficionados del Vocho en varias partes del mundo se reunieron para acordar una fecha representativa para el auto.

Finalmente, en 1995 se decretó el 22 de junio para festejar al sedán, y es que ese mismo día, pero de 1934, se firmó un contrato entre la Asociación de la Industria Alemana del Automóvil y Ferdinand Porsche para crear el prototipo del Vocho.

Su alta durabilidad y versatilidad lo hacen ser el favorito de quienes les gusta personalizar sus autos. Además se ha convertido en un icono de la cultura pop, tanto que ha sido protagonista de películas, series, portadas de discos, pieza de museos, inspiración de juguetes y hasta protagonista en la Segunda Guerra Mundial.

Algunos datos de la historia del Vocho en México

  • En marzo de 1954, con motivo de la exposición “Alemania y su industria” llegaron los primeros modelos Volkswagen a México. Se celebró en las instalaciones de Ciudad Uniersitaria.
  • En octubre de 1967 se produce el primer Volkswagen Sedán en la planta de Puebla, México. La producción continuó de forma ininterrumpida hasta junio de 2003.
  • En 1981 salió de la línea de producción de la plata de Puebla la unidad número 20 millones del Sedán.
  • En 1986 sale a mercado mexicano la edición especial “Eurpoa Edition 1”. El primero Volkswagen disponible en color Negro Ónix.
  • En 1997 inicia la producción en la planta de Puebla del “New Beetle”. Este auto sustituyó al Vocho en todo el mundo, menos en México.
  • En 2003 se presentó la “Última Edición” del Vocho. Solo se comercializó en México.
  • 3 de julio de 2003 es la fecha en la que salío de la línea de producción el último Volkswagen Sedán del mundo. El Vocho número 21,529,464.

Originalmente este auto recibió el nombre de Volkswagen Tipo 1, sin embargo, en ningún lado se le llamó así. Por ejemplo, en Estados Unidos le dicen Beetle, en Freancia Coccinelle, en Italia Maggiolino y en México Vocho. Al final, no importa el nombre porque siempre será “El auto del pueblo”.

Photo of author

Luis Mondragón

Amante de los autos y apasionado de la velocidad.