fbpx

Review | The Devil All the Time

The Devil All the Time

Review | The Devil All the Time

#EstrenosNetflix

Calificación. 6/10

The Devil All The Time (El diablo en todos lados) es una cinta que estrenó Netflix. Basada en la novela homónima de Ronald Ray Pollock, quien funge como narrador en la película. Violenta, salvaje e inquietante, se desenvuelve en un paisaje sombrío con personajes aún más sombríos .

Sinópsis

Ambientada en la zona rural del sur de Ohio y Virginia Occidental, The Devil All the Time sigue a un elenco de personajes extraños y convincentes desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la década de 1960.

Está Willard Russell (Bill Skarsgård), atormentado veterano de la carnicería en el Pacífico Sur. No puede salvar a su esposa, Charlotte (Haley Bennett), de una muerte agonizante por cáncer, sin importar cuánta sangre de sacrificio derrame en su «diario de oración».

Están Carl (Jason Clarke) y Sandy Henderson (Riley Keough), un equipo de asesinos en serie formado por marido y mujer, que recorren las carreteras de Estados Unidos en busca de modelos adecuados para fotografiar y exterminar.

The Devil All the Time

Ahí está el predicador que maneja a las arañas Roy (Harry Melling) y su compañero virtuoso que toca la guitarra, Theodore, huyendo de la ley.

Y atrapado en medio de todo esto está Arvin Eugene Russell (Tom Holland), el hijo huérfano de Willard y Charlotte, que crece para ser un hombre bueno pero también violento por derecho propio.

La trascendencia de lo macabro

The Devil All the Time
The Devil All the Time

La fascinación de los directores actuales, por construir deliberadamente una atmósfera inquietante y perversa, más allá de una narrativa consistente y macabra.

Ari Aster lo hizo en Midsommar y Hereditary. Robert Eggers nos presentó The Witch. Jordan Peele hizo lo propio con Get Out. Luca Guadagnino en el remake de Suspiria, todos combinando una atmósfera sombría y con lucimientos inquietantes y perturbadores.

La razón por la que The Devil All The Time se asemeja a todas las anteriores. Es por su afán de lograr un efecto altamente inquietante, aunque el resto de la historia abunde por los lugares comunes y no trascienda demasiado.

Excepto por su fotografía decadente, su naturalismo caótico y su precisión de Antonio Campos a la hora de dirigir un cuento de terror naturalísimo.

The Devil All the Time

Aún con un casting bastante interesante, la película es floja y se sumerge en el caos intentando salir a flote.

Este es el trabajo más serio de Campos, donde sobresale en obras más pequeñas y artísticas como «Afterschool», «Simon Killer» y «Christine» que suelen centrarse en un personaje principal, trazando la trama psicológica de forma ágil.

No así en The Devil All The Time. Que flaquea precisamente de una narrativa ágil y precisa, va sumergiéndose en el caos temporal y espacial, haciendo parecer la historia, más compleja de lo que realmente es.

Todo lo que debería fluir de forma natural, parece anticlimático, bastante casual o fortuito, predominando el suspenso y los ambientes sombríos. En este caos narrativo, a propósito, para vincular destinos tan dispares y tan incoherentes.

Filming Netflix's The Devil All the Time was cathartic for St. Louis  musician Pokey LaFarge | The Blender | stltoday.com

Un cuento macabro, artificial

La película aborda los problemas de la fe llevada a extremos terribles, de como la humanidad puede anidar la maldad incluso en cosas que nos parecen buenas.

En la América de la posguerra, sobre un caos violento anida una esperanza desmedida que se expresa a través de la religión hacia Dios. Pero es también esa devoción extrema lo que provoca violencia y profundo rencor.

Sobre todo en el protagonista Arvin. Quien tiene que lidiar con una experiencia violenta a través de la fe de su padre y ambientado en un mundo enfermizo del que no encuentra espacio para la devoción, ni para la fe.

Todo se centra en como admiramos a las personas que nos enseñan ciertos valores, pero como también esas personas pueden dañar más que criminales. De como esas personas que están más cercas de nosotros pueden herir.

Aunque esa premisa es por si sola perturbadora, los falsos adornos para conseguir una mayor perturbación emocional y visual, hacen que la cinta se vuelva letárgica. Cansada y un poco pesada, intentando descifrar todos los hilos de los personajes que van juntándose de manera predecible.

Sin atisbo de sorpresa o un giro argumental.

Irregular y sangrienta

Tom Holland, Robert Pattinson in Netflix's The Devil All the Time |  PEOPLE.com

El guión irregular, que explora historias distintas con un mismo final, se asemeja más a varias miniseries que se relacionan entre sí.

A la cinta le falta profundidad, mayor exploración de sus personajes, en vez de centrarse en cada uno y adentrarnos en su historia poco interesante, que si bien, desemboca en la trama principal, el guión podría haber prescindido de ellas.

Ya que no afectaría a la trama de Arvin, como personaje central, cuya profundidad es más interesante y compleja que el resto de personajes aún con sus patologías y elementos sombríos.

La película The Devil all the Time. Pretende ser una profunda reflexión acerca de la fe en extremos desgarradores. Sin llegar a conclusiones sobre las motivaciones personales que los llevaron a su autodestrucción.

Pero en esta cinta no hay buenas personas y parece que nadie quiere cuestionarse nada de lo que ocurre. Aún cuando Arvin, supone que su maldad en realidad hace un bien. Pero es cuestionable.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email