fbpx

Los más pequeños de México

Cada día se vuelve más complicado circular en las calles de México, la cantidad de autos aumenta cada año en todo el mundo y los embotellamientos son el pan de cada día. ¡Simplemente en 2020 el parque vehicular mexicano cerró con la escalofriante cantidad de 33 millones de autos!

Por suerte, la industria automotriz sabe adaptarse a los cambios y ofrecer al mercado el auto ideal. Sería siquiera impensable que los autos siguieran siendo del tamaño que se estilaba en los años 80’s o 70’s, que llegaban a medir más de cinco metros y gastaban decenas de litros de gasolina en un recorrido cotidiano o pensar en encontrar un lugar para estacionar uno de esos lanchones. Simplemente sería imposible e incosteable.

Los más pequeños de México

En la actualidad un auto pequeño puede volverse el mejor aliado en una gran ciudad como la Ciudad de México, pero el hecho de que sean pequeños no significa que sean lentos, al contrario, en algunos casos los vuelve bastante ágiles y emocionantes.

Estos son algunos de los autos más pequeños del mercado.

Smart ForTwo

La lista es encabezada por el Smart ForTwo, es tan pequeño que como su nombre lo dice, es solo para dos.

Este auto hizo su debut en 1997 y hasta su tercera generación presentada en 2018, el auto ha tenido muy buena aceptación por los compradores.

El ForTwo mide apenas 2,69 metros de largo por a,55 de ancho, esto lo hace extremadamente maniobrable y fácil de estacionar prácticamente en cualquier lado.

E nuestro llegó con motor de gasolina de 1.0 litros y 3 cilindros con apenas 71 CV, pero suficientes para mover sus 855 kilos.

Existe un Record Guinness de número de personas que entran en un Smart Fortwo, inexplicablemente caben 19 personas.

Los más pequeños de México

Hyundai Grand i10

El Hyunda Grandi i10 es otro de esos autos que son perfectos para las grandes ciudades, se maneja fácil, es pequeño y ahorrador y se adapta a cualquier tipo de cliente.

Recientemente recibió una renovación que incluye cambios en parrilla y grupo óptico, además al interior hay toda una serie de amenidades entre las que destacan Android Auto y Apple Car Play.

El Grand i10 fue de los primeros modelos en venderse cuando Hyundai llegó a México; hoy en esta nueva generación continúa con su propósito de ser un auto pequeño y funcional.

Este auto tiene una longitud total de 3.8 metros.

Fiat 500

Es muy normal ver en las calles de la CDMX un Fiat 500 e incluso en su variante deportiva creada por Abarth, sin embargo, pocos conocen la razón de su existencia.

Todo inició en el año de 1957, cuando salió a la venta en Italia con el único objetivo de ofrecer una alternativa a las motonetas, pues el Cinquecento ofrecía la ventaja de cubrir a los pasajeros de la lluvia. Aquel auto dejó de producirse en 1975.

En 2007 Fiat lanzó el nuevo 500 con bombo y platillo, literal echaron la casa por la ventana. Querían replicar el éxito del primer 500.

Hay que reconocer que no le ha ido mal en ventas al 500 pero no ha tenido el inmenso éxito esperado, en parte por la cantidad de alternativas que hay en el mercado.

A partir de 2021 el Cinquecento se ha convertido en un auto 100% eléctrico.

Volkswagen Up!

En general es un auto sencillo que raya en lo austero, incluso en la versión más equipada.

Está pensado para convertirse en el primer auto de un estudiante que en teoría solo necesita desplazarse de casa a la escuela.

En cuanto a la mecánica, el UP! es impulsado por un pequeño motor de tres cilindros de 1.0 litros que desarrolla 75 caballos, esto acoplado a una transmisión manual de cinco velocidades. Definitivamente son todas las características de un auto ahorrador de gasolina.

Renault Twizy

El Twizy es una mezcla entre coche-moto-triciclo y quien sabe qué más. Renault lo define como un vehículo eléctrico biplaza.

Con sus 2,37 metros de largo y solo 1,23 metros de ancho, es el auto más pequeño que actualmente se puede comprar. Además sus características lo convierten en el vehículo eléctrico más barato del mercado.

Photo of author

Luis Mondragón

Amante de los autos y apasionado de la velocidad.