fbpx

Review | Space Jam: A New Legacy

Calificación: 4/10

Space Jam: A New Legacy es la secuela de la película de 1995 con Michael Jordan y los Looney Tunes. Esta película incluye a Lebron James como actor y productor.

Y siendo sinceros, es un desastre de principio a fin, parece una bonita semblanza sobre Lebron, su familia, el catálogo de HBO MAX y muy poco de los Looney Tunes. Que resulta ser lo más decepcionante.

¡Space Jam Decepcionante!

Space Jam: A New Legacy dirigida por Malcolm D. Lee ofrece una muy pobre exhibición de talento no solo de cámaras, sino de interpretación y de historia.

Space Jam: A New Legacy

Al estar involucrado Lebron James en la producción, se trata de un autoelogio, una elegía personal y profesional. Centrada en la adversidad los obstáculos que se libran y su figura como padre modelo y superestrella del baloncesto. ¡Una historia ficticia! A excepción de su carrera como deportista profesional.

La temática se centra en la nobleza del espíritu deportivo. Con la premisa inicial cuando aparece un joven Lebron interpretado por Stephen Kankole y aprende lo que significa comprometerse en la cancha y el enfoque. Lo que será determinante y aludido más adelante en sus propios hijos.

Uno de ellos Dom James (Cedric Joe) quien prefiere la programación y los videojuegos sobre el baloncesto. Lo que poría significar un confilcto para Lebron y la trama aunque, el personaje como padre comprensivo y tolerante, no concuerdo su desprecio por las aficiones de su hijo.

Casi una hora de película y nos han entregado demasiado poco. Para la expectativa y la grandeza de los personajes icónicos para Warner.

Muy pocos chistes, muy malos chistes y las locuras de los Looney Tunes parecen muy poco valoradas.

Un villano que se traduce como un algoritmo informático malvado y sobreactuado ¿? (Don Cheadle) que absorbe a Lebron y a su hijo para una épica batalla: Un juego de baloncesto entre Lebron el equipo de Bugs Bunny y un montón de personajes de Warner.

LeBron James como Robin en adelanto de la nueva Space Jam

Una nueva era olvidable.

Toda la gracia de la película original enfocada en respetar las reglas del juego. Las locuras de Looney Tunes, Estrellas de basquetball de aquellos años como Michael Jordan principalmente, que en pantalla era un personaje carismático y que empatizabas al instante, cosa que Lebron James no logra ni intentando hacer comedia.

Space Jam de 1996 tenía un montón de comedia, incluso con un personaje secundario interpretado por Wayne Knight como Stan Podolak. Aquí no hay gracia, no hay comedia y parece más un drama fantástico centrado en Lebron, su fama, su familia y sus adversidades que ha superado.

Aún con pequeños atisbos de la anarquía de Bugs Bunny y compañía, la película se aleja de las expectativas desde los primeros 15 minutos. Aunque ofrece a los personajes animados que tratan de levantar la cinta con el mediocre guión y la absurda trama.

Al finalizar la cinta uno se pregunta: ¿Había necesidad de una secuela? ¿Había necesidad de poner a Lebron James a actuar? ¿Un villano sobreactuado con motivaciones estúpidas? ¿Tengo necesidad realmente de ver esto?

Space Jam: A New Legacy

Space Jam: A New Legacy no solamente hace que la batalla de rap de los Looney Tunes produzca pena ajena, que la cara intentando ser graciosa de Lebron, cause repulsión. Que la trama sea insulsa, aburrida y todo los efectos visuales sean demasiado llamativos para hacer evidente que la superficie es pomposa pero carece de sustancia. No hay un gramo de emoción, gracia, enseñanza y los pocos valores que tratan de mostrarse parecen demasiado forzados.

Un intento desastrozo y se siente como una pérdida de tiempo.

Foto del autor

Prince W. Cantodea

Escritor desde 1999. En LookingBack desde 2018. Novelista y guionista. He escrito 3 novelas, un poemario, 14 cuentos, 3 ensayos y 4 guiones de cine. Publicado en varias revistas y diarios de México y España.